"Un pais, una civilización, puede ser juzgada por la forma en que trata a sus animales" - Mahatma Gandhi

La enfermedad de las glándulas adrenales en hurones

Con la entrada en el mes de diciembre inauguramos los post de exóticos, colgando unas breves líneas sobre esta enfermedad que tanto preocupa a los huroneros, ya que, como veremos más adelante, entre este mes y el próximo es la época adecuada para comenzar a aplicar el tratamiento preventivo que más tarde explicaremos.

Las adrenales son unas glándulas que poseen muchas especies animales, incluso el ser humano. Son dos y se encuentran situadas delante de ambos riñones. Su papel es producir sustancias que intervienen en muchas funciones del organismo.

En los hurones, una porción de dichas glándulas encargada de producir hormonas sexuales puede hyperplaxiarse (aumentar de tamaño), y esta condición, junto con los síntomas que produce es lo que se conoce como enfermedad de las glándulas adrenales.

Es una enfermedad muy frecuente y que suele afectar a hurones a partir de los tres años y medio. Uno de los síntomas iniciales, y el más evidente, es la pérdida progresiva del pelo de la cola y el cuerpo. También puede provocar picor de piel, por lo que los animales se hacen heridas al rascarse. Además, otros síntomas tienen que ver con la producción en exceso de hormonas sexuales (estrógenos) como signos de celo en hembras (vulva hinchada) y dificultad para orinar en machos por aumento del tamaño de la próstata. En casos avanzados los animales padecen anemia, inapetencia, apatía, y pierden peso; pudiendo llegar a morir si no se tratan.

Para prevenir la aparición de la enfermedad, o al menos reducir sus efectos, existe un tratamiento hormonal que puede aplicarse una vez al año en forma de inyección, y precisamente, a los machos se recomienda aplicárselo entre diciembre y enero. A las hembras un poquito más adelante, justo antes de la época de celo, es decir, entre febrero y marzo.

Si tenéis cualquier duda o queréis ampliar información sobre esta enfermedad o su tratamiento no dudéis en consultarnos. Si tenéis un huroncete gamberro en casa podéis llamar al teléfono de la clínica para concertar una cita y empezar a prevenir (981 15 32 32).

Un pinchacito al año y nos ahorraremos problemas en el futuro.

Abeiro

En Hospital Veterinario Abeiro contamos con personal altamente cualificado y con experiencia, lo que garantiza el óptimo cuidado de sus mascotas. Ofrecemos los mejores servicios, damos todos los cuidados necesarios y formulamos el tratamiento adecuado a cada caso. Nuestros clientes nos valoran por nuestra profesionalidad y el trato cordial que reciben de nuestros experimentados veterinarios. Más de 30 años de experiencia avalan nuestro buen hacer.